viernes, 24 de noviembre de 2017

SÍNDROME DE LEA. Mujeres que quieren tener hijos para atraer a sus esposos.



- Mi marido me va a dejar, voy a salir embarazada y entonces no se irá.
- Mi marido no me ama, mi marido tiene otra, yo se que si tengo un hijo de él; me amará.

Error mujeres, grabe error, luego nacen hijos que no serán amados ni por la madre ni por el padre.
Crecerán con falta de amor, sin protección y sin aprecio porque fueron concebidos con un propósito equivocado.
Gracias a Dios envía sus ángeles para protegerlos.

Dice Mt 18:10 Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños; porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos.

Titulé este tema EL SÍNDROME DE LEA, precisamente porque eso hizo ella. Tuvo hijos con Jacob pensando que la amaría más.

Dice Génesis 29:31‭-‬35

Y vio Jehová que Lea era menospreciada, y le dio hijos; pero Raquel era estéril. Y concibió Lea, y dio a luz un hijo, y llamó su nombre Rubén, porque dijo: Ha mirado Jehová mi aflicción; ahora, por tanto, me amará mi marido.
Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Por cuanto oyó Jehová que yo era menospreciada, me ha dado también éste. Y llamó su nombre Simeón. Y concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Ahora esta vez se unirá mi marido conmigo, porque le he dado a luz tres hijos; por tanto, llamó su nombre Leví.
Concibió otra vez, y dio a luz un hijo, y dijo: Esta vez alabaré a Jehová; por esto llamó su nombre Judá; y dejó de dar a luz.

El caso de Lea aunque parecido no es igual, Dios le dio un hijo porque en aquella época era menospreciada no por Jacob sino por la sociedad. Por eso Dios la bendijo con un hijo.

Pero ella le dio el enfoque equivocado. Con el primer hijo dijo: "Ahora me amara mi marido" Es decir gracias a este hijo mi marido me amara; amada, sino te ama sin hijos tampoco te amara con hijos.

Con el segundo y tercer hijo dijo: "Esta vez se unirá mi marido conmigo", cuidado con intentar amarrar a un hombre teniendo hijos, tendrás que vivir embarazada siempre.

Y con el cuarto hijo, nótese que dejó esto para después, dijo: "Esta vez alabaré a Jehová;" al final se acordó de lo que debió haber hecho al principio "Alabar a Jehová". A causa de eso, de dejar a Dios de último, no iba a tener más hijos Dios no le concedió salir embarazada.

Años después Dios tuvo misericordia de Lea, dice la biblia en Génesis 30:17‭, ‬19‭-‬20:

Y oyó Dios a Lea; y concibió, y dio a luz el quinto hijo a Jacob. Después concibió Lea otra vez, y dio a luz el sexto hijo a Jacob. Y dijo Lea; ahora morará conmigo mi marido, porque le he dado a luz seis hijos.

Parece que la mujer no aprendió la lección esta vez con el sexto hijo dijo: "ahora morará conmigo mi marido, porque le he dado a luz seis hijos;" estaba decidida a tener hijos para lograr tener a su marido al lado.

Amadas, el amor no se exige por obligación. Amar es una decisión los cónyuges deben decidir amar, con o sin hijos. Cuando se acepta el compromiso de amar, los hijos vendrán como resultado de ese amor y en concecuencia serán amados.

Dice el salmo 137:3,5

Herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.
Bienaventurado el hombre que llenó su aljaba de ellos; 

Bendiciones mis amados. Se les quiere. Cualquier cosa no duden escribirme.

0 comentarios:

Publicar un comentario